martes, 1 de septiembre de 2009

Gloomy Sunday

Un extraño domingo, el pasado. Pudo ser un Gloomy Sunday: los pulmones de mi querido I. comenzaron a enfermar de neumonía, y mi amigo O. tuvo un susto gordo al borde de la piscina. Menos mal que ambos están recuperándose gracias a la medicina y a los mimos de sus más cercanos. Casualmente, el sábado yo había grabado esta canción para mi princesa favorita, que el domingo cumplía años rodeada de estos sobresaltos.

8 comentarios:

desconvencida dijo...

Ufff, en fin, menos mal que todo ha quedado en sendos sustos... ambos están en buenas manos, las mejores, las vuestras...

francisco aranguren dijo...

Espero que todo vaya bien y vuestros amigos se pongan buenos. Un beso.

Alex dijo...

Qué preciosa canción.

Días extraños, dímelo a mí. Sustos que no fueron a más y que viví en primera persona. Un par de horas en la sala de espera de un hospital, dar de comer a un niño (¡¡es precioso!!!) tres años después y una fiesta memorable en la que no me sentí un extraño. Queda lo bueno y una princesa preciosa ¡¡que se parece a Ray Charles!!

princesadehojalata dijo...

La fiesta negra terminó poniéndose más negra que Lady Day...es un alivio que todo esté bien ahora, auqnue me está costando volver de ese domingo... Gracias por la canción, mi querida hermuleta. Y que vivan los no cumpleaños!!

Selma dijo...

* Sí, Descon, no se puede negar que están bien cuidados, vaya suerte de doctora!
* Gracias, Francisco, los dos están mucho mejor.
* Alex, cada vez que vienes por aquí pasa algo intenso e inusual. Por Navidad, tráenos lotería!
* Feliz no cumpleaños, sis! Este 22 aniversario no lo olvidarás fácilmente...

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Maravillosa canción y bonito blog. Siempre me ha acompañado su música como una gata dulce, resabiada y cariñosa.
Saludos.

francisco aranguren dijo...

Leo en otro blog una historia sobre galletas sorpresa y me pongo a abrir la mía para tí y aparece un niño precioso y mucha felicidad. Un beso.

Selma dijo...

* Gracias, Jose Ángel, he paseado por tu blog y me parece muy interesante, si no te importa, lo enlazo aquí.
* Francisco, qué bonito lo que me dices. El precioso niño me roba ahora mi tiempo bloguero, pero poco a poco me voy ajustando a la nueva realidad. Qué te dicen las galletitas a ti? Seguro que todo cosas buenas... Besos